CatasEscocés

Big Peat

Douglas Laing Big Peat - Todo Whisky
B Logra sintetizar el espíritu de Islay en una copa.

En 2009, Douglas Laing decidió lanzar un whisky especial para los amantes de los whiskies ahumados. Se llamaba Big Peat y era una mezcla de maltas de Islay.

Sin saberlo, en Douglas Laing habían creado el principio de lo que sería su gama de vatteds: Remarkable Regional Malts. A Big Peat se le unirían, más adelante, The Epicurean, Timorous Beastie, Scallywag, Rock Oyster y Gauldrons.

Big Peat es un vatted formado por algunos de los maltas más especiales de Islay. La mezcla cuenta con Caol Ila para darle un toque dulce, Bowmore para el equilibrio, Ardbeg como nota terrosa y medicinal; y, para acabar, la elegancia de Port Ellen. El resultado es, según Douglas Laing, «un whisky oleoso con increíble presencia en boca».

Big Peat se lanza en pequeños lotes embotellados al 46% de volumen. No se ha filtrado en frío ni contiene colorante añadido. Douglas Laing también lanza ediciones especiales de Big Peat, algunas embotelladas como Cask Strength.

Encontraréis Big Peat en tiendas especializadas y algunas tiendas online como por ejemplo Amazon. También podéis comprarlo en la web de Douglas Laing. Su precio de venta en España ronda los 50 euros.

Douglas Laing Big Peat - Todo Whisky

Nota de cata de Big Peat

La vista

Big Peat viene en una botella transparente. En su etiqueta, encontramos un hombre barbudo y con un jersey amarillo golpeado por la intensidad de una tormenta en Islay. En copa el whisky es amarillo pálido con lágrimas largas.

La nariz

Cómo no podría ser de otro modo, Big Peat te transporta a Islay desde el primer golpe de aire. Es intensamente turbado, con notas de sal y tierra húmeda. Un cierto toque cenizo.

Le acompañan aromas de vainilla y un toque ligero de cebada. También notas de anís y jengibre. Un ligero toque afrutado, con notas de pera y limón.

El paladar

En boca es un whisky oleoso, lleno de notas de humo, ceniza y brea. Mantiene el toque salino y terroso de la nariz, acompañado de notas herbáceas y una pincelada de tierra húmeda.

Posee notas de vainilla, acompañadas de chocolate negro y regaliz. De nuevo, una explosión de turba con un toque de pimienta fresca. Ligeras notas de limón, casi imperceptibles.

El final

El final es alargado y seco, manteniendo las notas de turba y humo.

Conclusión

Big Peat fue el punto de partida a la serie Remarkable Regional Malts porque, entre otras cosas, logra sintetizar el espíritu de Islay en una copa. Mezcla el golpe de turba con el toque salino y un punto de vainilla. Es perfecto para iniciarse en los ahumados.

Para aquellos que llevan tiempo enamorados de la turba, tal vez les sepa a poco. Más que nada, porque, aunque complejo, no logra tener las distintas capas que caracterizan a los ahumados más completos.  Sin embargo, es una buena copa para cuando buscamos un whisky ahumado más sencillo.

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.