Autor: Àngel Solé

El whisky llegó a mi vida por casualidad y se quedó. Desde entonces, mi amor por el whisky no se ha roto nunca, salvo alguna infidelidad esporádica en algún bar innombrable. Mi placer favorito: catar whiskies y describirlos. Además de las notas de cata, suelo escribir artículos históricos y económicos, aunque también disfruto comentando noticias curiosas del sector. Un buen whisky es como una sinfonía, y yo siento devoción por los whiskies con cuerpo y los afrutados. Mi debilidad tiene nombre: Glenfarclas.
Actualidad

Johnnie Walker Blade Runner, el whisky de 2049

Hace tres días que no deja de llover y apenas has visto la luz del sol. Llegas a casa tras pasar el día investigando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies