ActualidadWhisky

La nueva regulación del whisky japonés

Regulacion whisky japonés - Todo Whisky

Aunque Japón está viviendo una época dorada en cuanto al whisky, sus leyes son bastante laxas. Por primera vez, la Japan Spirits & Liqueurs Makers Association (JLSMA) da un paso adelante con una nueva regulación del whisky japonés. Con estas normas, los destiladores japoneses quieren crear unos estándares para etiquetar el whisky japonés y reforzar su posición internacionalmente.

¿Qué significa esta nueva regulación del whisky japonés? ¿Qué cambios nos esperan?

La ley japonesa y el whisky

Como comentábamos aquí, Japón no tiene una normativa estricta sobre la definición de whisky japonés. 

Las leyes japonesas sobre el alcohol se establecieron en los años 50 y no han cambiado mucho desde entonces. En esa época, el whisky japonés no era un interés principal, y las leyes que lo rodean están más centradas en cómo se recaudan los impuestos.

Además, hay que tener en cuenta que los japoneses prefieren centrarse en el resultado final más que en los ingredientes. Y, también, que la escasez de whisky producido localmente ha dado lugar al crecimiento de whiskies etiquetados como «producto de Japón» pese a que son blends de whiskies extranjeros.

Pero vayamos al grano. ¿Qué establece la ley japonesa?

  • Se pueden vender blends de whisky de importación y whisky doméstico bajo la denominación «whisky japonés». Algunas marcas importan destilado de otros países (new make o envejecido) y lo embotellan como japonés.
  • Se puede llamar whisky a un espirituoso que tan solo contenga un 10% de whisky.
  • Permite a los japoneses importar whisky de otros países (por ejemplo, Escocia), embotellarlos en Japón y exportarlos como whisky japonés. Esto hace que a menudo compremos whiskies japoneses que no son más que whisky escocés o canadiense con una etiqueta con kanjis.

La regulación del whisky japonés según la JLSMA

Requisitos básicos para etiquetar un whisky como japonés:

  • Ingredientes: siempre se debe usar cereales malteados, pero se pueden incluir otros cereales.
  • Agua: debe extraerse en Japón
  • Localización de la producción: la sacarificación, fermentación y destilación debe llevarse a cabo en una destilería en Japón
  • Destilación: debe destilarse a menos del 95% de volumen alcohólico.
  • Envejecimiento: debe añejarse en Japón, en barricas de madera de menos de 700 litros durante un período mínimo de 3 años.
  • Embotellado: debe realizarse en Japón
  • Volumen: el whisky debe embotellarse a un mínimo del 40% de volumen alcohólico.
  • Colorante: Se puede usar caramelo (E150)

Esta regularización también incluye al etiquetado engañoso, para evitar el uso de elementos en la etiqueta que sugieran que el whisky es japonés. Si no se cumplen las normas, no se debe incluir «whisky japonés», «whisky nihon» o «whisky de Japón».

Se prohibe también:

  • Uso de nombres propios que recuerden a Japón
  • Uso de nombres de ciudades, regiones y lugares famosos de Japón, incluidos montañas y ríos.
  • Uso de la bandera de Japón o del nombre de una época japonesa
  • Cualquier etiquetado que dé a entender que el whisky cumple con los requisitos de producción de whisky japonés.
Regulacion whisky japonés - Todo Whisky

Cómo se aplica la nueva regulación del whisky japonés

Con el crecimiento del whisky japonés (que superará pronto al sake en cuanto a las exportaciones), ya era hora de poner un poco de orden en la categoría. Sin embargo, la nueva regulación es más una regularización de la industria que no un cambio legal.

La JLSMA es algo parecido a la Scotch Whisky Association, una asociación de 82 productores que incluye a algunas de las empresas de whisky más importantes de Japón. Entre sus miembros, encontramos a Nikka (Yoichi, Miyagikyo), Suntory (Yamazaki, Hakushu, Chita), Mars Whisky (Shinshu, Tsunuki), Venture Whisky (Chichibu), Akkeshi (Hokkaido Akkeshi) y Matsui (Kurayoshi).

La regulación del whisky japonés es una normativa creada por la JLSMA, por lo que sólo afecta a sus miembros. Es decir, no es un cambio en las leyes de Japón. Sin embargo, la mayoría de productores de whisky japoneses son miembros de la JLSMA, por lo que deberán atenerse a las nuevas normas.

Regulacion whisky japonés - Todo Whisky

La normativa entrará en vigor el próximo 1 de abril de 2021, con el inicio del año fiscal japonés. Es, además, una fecha clave, ya que tendrá lugar el primer Día Mundial del Whisky Japonés. También se ha establecido un tiempo de transición, para que los productores puedan ir adaptando su oferta a la nueva normativa y vender los whiskies ya etiquetados. Podrán hacerlo hasta el 31 de marzo de 2024.

Algunos productores, como Nikka, ya han actualizado la información en su web. Mientras muchos de sus whiskies (incluido Nikka Coffey Grain) cumplen con la normativa, no es el caso de sus blends. Por eso en su web ya indica que Nikka Days, Nikka y Nikka from the Barrel no cumplen con los criterios para ser considerados whiskies japoneses.

¿Qué implicaciones va a tener?

Aunque es un gran paso para la industria, la nueva regulación del whisky japonés sólo afecta a los miembros de la JLSMA. Eso implica que los miembros van a cambiar el etiquetado de algunos productos (que pasaran de whisky japonés a whisky) y los nombres de los productos. Es posible que algunos whiskies también se discontinuen.

Pero la nueva regulación no parece incluir multas para aquellos que no cumplan las normas ni implica un cambio real en las leyes japonesas. No existe tampoco un proceso establecido para certificar que las marcas están cumpliendo la normativa. Y es muy probable que sigamos encontrándonos productores que sigan etiquetando como japonés lo que no es japonés.

Pero es un gran paso para proteger la denominación de whisky japonés. Esto también va a dar lugar a una mayor transparencia por parte de los grandes productores de whisky japonés.

Una de las consecuencias más directas para nosotros, además de esa transparencia, va a ser la premiumización de la categoría. ¿Aún más? Probablemente. Si ya estaban caros los whiskies japoneses, imaginad como pueden subir cuando tengan el sello de calidad de la JLSMA. Porque ahora sí que podrán decir que son japoneses «de verdad».

Veremos también el crecimiento de una nueva categoría, que ya inauguró Suntory hace relativamente poco con su AO. «Blend del mundo» o «Blend de whisky japonés y escocés», pero empezaremos a ver más whiskies encajados en esta categoría.

Y, aún falta mucho pero, a la larga, el whisky japonés contará con una denominación de origen. Todos estos pequeños pasos que están haciendo los productores japoneses van a servir para estandarizar la industria. Y, con el tiempo, reforzar su posición internacional.

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.