CatasEscocés

Glenfarclas 12

Glenfarclas 12 - Todo Whisky
AUn fundamental de los whiskies ajerezados

El whisky de entrada a la destilería de que se ubica en Ballindalloch, Glenfarclas 12, es sin duda una aproximación directa y sencilla hacia lo que representa la años es una representación sencilla y directa de lo que produce Glenfarclas: whiskies cálidos y ajerezados. Se trata de un whisky que es conocido mundialmente por estas dos características que son, de hecho, la perfecta imagen de un whisky que viene de Speyside.

Glenfarclas es una de las pocas destilerías que mantienen una estructura familiar (aquí podréis ampliar información), y es una de las que visitamos en nuestro viaje a la zona de Speyside. Una de las características que distingue a esta destilería es que calientan los alambiques directamente con fuego de gas, lo que les permite, según ellos “obtener un espirituoso más tostado e incluso algo caramelizado“.

Glenfarclas 12 ha sido envejecido íntegramente en barricas de roble español que anteriormente habían contenido jerez. Se ha embotellado con un 43% de volumen de alcohol y no se le ha añadido colorante ni ha sido filtrado en frío.

Glenfarclas 12 - Todo Whisky

Nota de cata de Glenfarclas 12

La vista

Glenfarclas mantiene una línea estética muy conservadora en sus botellas. La caja de la edición de 12 años es de un color azul eléctrico, y el tapón de la botella es un corcho. En copa posee un color dorado tostado, como acaramelado.

La nariz

Glenfarclas 12 tiene un perfume ligero y sedoso. Notaremos una mezcla de aromas de jerez y notas de miel. También podremos encontrar aromas de roble y un poco de resina de pino.

El paladar

De cuerpo medio-grande, notamos una fuerte presencia tanto de notas de jerez como afrutadas (pasas y manzanas) en primer plano. En segundo lugar posee sabores como el plátano, la miel y especias como la canela y la nuez moscada. La madera también está bastante presente, y quizá un toque de humedad del barril, que recuerda a tierra mojada.

El final

Especiado y bastante largo. Las notas afrutadas que encontramos en el paladar gozan de menos presencia, por lo que es un final algo seco. Podremos encontrar canela, clavo, jerez y notas de roble.

Conclusión

Si alguien me preguntara: ¿Cómo son (o eran) los whiskies de Speyside?, sin duda alguna le serviría una copa de Glenfarclas 12. Podemos decir que es un whisky clásico: Tiene cuerpo, es cálido, algo afrutado y con notas de jerez. Creo que si os gustan estos tipos de whisky, es perfecto como whisky de entrada.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies