CatasEscocés

Cutty Sark

Cutty Sark - Todo Whisky
DParece faltarle edad, carácter, sabor, o todo ello junto. Hay mejores opciones.

Fundada en 1923 de la mano de Berry Bros & Rudd, Cutty Sark es hoy una de las marcas más conocidas dentro de los blends escoceses. El nombre de esta botella viene inspirado por el famoso barco Cutty Sark, que es el que aparece en la etiqueta. Construido en 1869 todavía puede verse en el distrito londinense de Greenwich.

Mezclado por el grupo Edrington en Glasgow, lo cierto es que buena parte del destilado se produce en la destilería de The Glenrothes (aquí podéis leer nuestras impresiones sobre la destilería). No hace mucho, sin embargo, la destilería pertenecía a Highland Distillers.

Cutty Sark tiene un importante mercado en Estados Unidos. Su romance empezó durante la época de la Ley Seca de la mano del capitán Bill McCoy, un importante contrabandista de whisky del momento.

Según puede leerse en Cutty Sark: The making of a whisky brand, Cutty Sark posee whiskies que provienen de las siguientes destilerías:

  • Glenrothes: En mayor proporción y, como hemos comentado, hogar del whisky.
  • Tamdhu: Desconocemos la proporción.
  • Highland Park: Una pequeña parte.
  • The Macallan: Todavía una menor parte. En principio el whisky no provendría de los barriles de jerez, sino de los que anteriormente habían contenido bourbon.
  • Bunnahabhain: Testimonial, pero debido a lo ahumado de sus destilados, se nota mucho.

Cutty Sark - Todo Whisky

Nota de cata de Cutty Sark

La vista

La botella, de color verde, resulta muy vistosa gracias a su etiqueta amarilla. Se hecho, comparte colores con J&B (verde y amarillo), aunque el tercer color (blanco en el caso de Cutty Sark) es distinto. El whisky posee un color pajizo muy, muy pálido. En la copa deja unas lágrimas pequeñas y rápidas.

La nariz

Nos encontramos ante un whisky ligero, y ya queda patente en la nariz. Sin embargo, es una nariz extraña. Podremos encontrar unas sutiles notas ahumadas (probablemente de Bunnahabhain), manzanas y algo de vainilla.

También podréis detectar aromas dulces, como la miel, acompañados de notas florales y herbáceas, muy propias de los whiskies poco envejecidos.

El paladar

Extremadamente ligero. Casi sin cuerpo. Se percibe menos el sabor ahumado que parecía adelantar la nariz, y básicamente puede detectarse notas florales y herbáceas, provenientes directamente del destilado.

También aparecen sabores bastante dulces, seguramente por los múltiples granos del whisky. Apenas podemos detectar la madera.

El final

Corto. Aparecen notas herbáceas, muy de destilado blanco. Es cierto, sin embargo, que al poco tiempo éstas van desapareciendo para dar paso a un relativamente agradable dulzor.

Conclusión

Decididamente, no es un buen whisky. Es una pena decirlo porque Glenrothes es uno de nuestros whiskies favoritos y Cutty Sark Prohibition nos encantó, pero la mezcla de Cutty Sark es bastante desafortunada. Creo que es por la falta de whiskies de más edad en la mezcla, o quizá por las maderas usadas, pero lo cierto es que se nota mucho que le falta un tiempo.

Las notas ahumadas apenas le dan la potencia de sabor de otros blends de la misma categoría (el uso de ahumados es un recurso bastante habitual). Por el precio que tiene (unos 12 euros en Amazon la botella de 1 litro), pienso que se pueden encontrar mejores opciones.

Quizá su único uso podría ser la coctelería, si se quiere usar un destilado ligero que no afecte demasiado al resto de componentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies