Whisky

Visitar la destilería The Glenrothes

destilería The Glenrothes

La destilería The Glenrothes está situada en el pueblo de Rothes, en el centro de la región de Speyside, a unos 15 minutos de la ciudad de Dufftown. La destilería fue fundada en 1878 por James Stuart & Co., que en aquel momento también trabajaba en The Macallan.

A principios de los 90, Berry Brothers & Rudd compró la destilería, aunque actualmente pertenece al grupo Edrington. Hoy en día, la destilería produce el Single Malt The Glenrothes, marca propiedad de Berry Brothers & Rudd, y parte del whisky del blend Cutty Sark, perteneciente al grupo Edrington. (ACTUALIZACIÓN: en mayo de 2017, el grupo Edrington recupera la marca The Glenrothes).

La destilería The Glenrothes no está abierta al público, sin embargo el equipo de Berry Bros & Rudd nos ofreció la posibilidad de visitarla durante nuestro viaje a Speyside. The Glenrothes es, sin duda alguna, uno de mis whiskies favoritos, y esta era una oportunidad que no podíamos dejar escapar.

destilería The Glenrothes

La visita a la destilería The Glenrothes

Llovía en Speyside cuando llegamos a la destilería The Glenrothes. En la entrada de la misma nos esperaba Eric Jefferson, el director de visitantes de The Glenrothes, y encargado de mostrarnos paso a paso como se crea este single malt.

Empezamos la visita conociendo el proceso de molido de la cebada malteada. The Glenrothes utiliza la variedad Concerto malteada por la empresa Simpsons, como muchas de las destilerías de la zona. Tras ver los silos, nos encontramos con un molino Porteus, que está en la destilería desde los años sesenta. Este molino, de una marca ya desaparecida, es capaz de moler más de 5 toneladas de cebada malteada en una sola tanda.

El molino permite separar la cebada malteada en tres partes: cáscaras, centro y harina, y da lugar a una mezcla que recibe el nombre de grist. Al separarlas se podrán extraer mejor los azúcares en el proceso de maceración, claves para la producción del whisky.

destilería The Glenrothes

A continuación pasamos a una sala que contenía una cuba de acero inoxidable de los años 70, llamada mash tun. Eric nos contó como en el mash tun se mezcla el grist con agua caliente (hasta 3 tandas que llegan a alcanzar los 90º), para filtrarlo y extraer el máximo azúcar posible.  La mezcla final recibe el nombre de wort.

Después pasamos al área de fermentación, dónde se mezcla el wort con levadura en unos tanques llamados washbacks. La destilería The Glenrothes acoge 18 washbacks, 8 de acero inoxidable y 10 de madera de pino de Oregon. Cada washback tiene una capacidad de 25.000 litros, y fermenta durante 58 horas. El resultado es una especie de cerveza que tiene una graduación de alrededor de unos 10º.

destilería The Glenrothes

Destilación y maduración en The Glenrothes

Continuamos la visita con la sala de los alambiques de la destilería The Glenrothes, que recibe el apodo de “La Catedral de Speyside”. La destilería The Glenrothes tiene 10 alambiques que trabajan en parejas, situados a cada lado en una sala alta y llena de ventanales, de ahí su sobrenombre. Es sin duda una de las salas de alambiques más bonitas que hemos visto, aunque lamentablemente no pudimos hacer fotos de la sala por motivos de seguridad.

El sistema de destilación está totalmente informatizado, y en la destilería utilizan un curioso programa informático que permite determinar el corte del destilado. El proceso de destilación es más largo que en la mayoría de destilerías escocesas, con una duración de 16 horas. Tan sólo el 17% de la destilación (el corazón del espirituoso) pasará a envejecer en las barricas para convertirse en whisky.

destilería The Glenrothes

Continuamos la visita a la destilería The Glenrothes en los almacenes de barricas, donde pudimos ver algunas curiosas botellas y barricas de whisky destilado en los años 60 y 70, que forman parte de las barricas extraordinarias de The Glenrothes.

Curiosamente, en frente de la destilería The Glenrothes hay un pequeño cementerio, y todas las lápidas (como podéis observar en la fotografía superior) están completamente negras. Eric nos comentó que eso se debe a “la parte de los ángeles”, el 2% de alcohol de las barricas que se evapora anualmente, y cubre así las piedras del cementerio.

destilería The Glenrothes

Una de las curiosidades de la destilería The Glenrothes es que es una de las pocas que tiene su propia tonelería en la destilería. Así, pudimos ver como el equipo de toneleros trabajaban a destajo reparando las barricas que luego acogerán nuestro querido whisky.

destilería The Glenrothes

Catando The Glenrothes en el Inner Sanctum

Para finalizar la visita a la destilería, Eric nos llevó a una pequeña sala situada en la entrada de la destilería, con las iniciales “I.S” en la puerta. Se trata del Inner Sanctum, una sala de catas muy especial ideada por Ronnie Cox, Brands Heritage Director de Berry Bros & Rudd.

Allí pudimos catar junto a Eric varias expresiones de la marca, como The Glenrothes Alba Reserve, el whisky kosher de la destilería, envejecido sólo en barricas de bourbon. También probamos el maravilloso The Glenrothes Sherry Cask Reserve y el nuevo The Glenrothes Peated Cask Reserve, un whisky ahumado de The Glenrothes que ya podéis encontrar en algunos locales de nuestro país.

visitar The Glenrothes

Eric también nos ofreció la posibilidad de finalizar la cata con una expresión más antigua, preguntándome mi año de nacimiento. Así, pudimos catar The Glenrothes Vintage 1988, un vintage imprescindible que ha envejecido durante 23 años en barricas de jerez y de bourbon.

Para finalizar la visita a la destilería The Glenrothes, nos acogieron en The Rothes House, una antigua rectoría situada a unos pocos minutos a pie de la destilería, para comer antes de seguir visitando destilerías. La casa, que ahora pertenece a Berry Bros & Rudd, se ha convertido en un pequeño hogar para todos aquellos que acuden a la destilería, con un gran comedor que hace de sala de catas y hogar de pequeñas celebraciones, y varias habitaciones para acoger a los visitantes.

Desde aquí quiero agradecer al equipo de Berry Bros & Rudd la atención y el cariño que recibimos por parte de todos, especialmente de Eric y Hannah, por abrirnos las puertas de la destilería The Glenrothes y The Rothes House, una experiencia única.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies