BenromachCatasEscocésMarcasPuntuaciónPuntuación A

Benromach 10

Benromach 10 - Todo Whisky

A Uno de los whiskies básicos a tener en casa.

La destilería de Benromach cerró sus puertas en 1983. Afortunadamente, en 1998 y gracias a Gordon & MacPhail, volvía a producir whisky. Desde entonces, su principal objetivo ha sido el de producir el whisky tal y como se hacía en Speyside en los años 50. Y un buen ejemplo de ello es este Benromach 10.

Aunque solemos identificar los whiskies ahumados con Islay, lo cierto es que tiempo atrás había un toque de humo en muchos whiskies. Sí, también en Speyside. Por ello no es de extrañar que Johnnie Walker, el blend escocés más vendido del mundo, tenga un ligero toque ahumado.

Con la reapertura de Benromach, el embotellador independiente Gordon & MacPhail quiso apostar por este estilo clásico. Para hacerlo, utilizan mayormente cebada con un ahumado medio (12 ppm). Así, nos encontramos ante un single malt ligeramente ahumado. Posteriormente, envejece mayormente en barricas exbourbon de roble americano y también en unas pocas barricas de Jerez durante 9 años. Luego se marida un año más en barricas de Jerez.

Benromach 10 es el punto de partida de la gama de Benromach y se embotella al 43% de volumen. Lo encontraréis en tiendas especializadas y comercios online por un precio que ronda los 43 euros.

Benromach 10 - Todo Whisky

Nota de cata de Benromach 10

La vista

La botella de Benromach 10 es de líneas clásicas. En la parte frontal se puede leer «The Classic Spesyside Single Malt Scotch Whisky» con una letra informal, como escrita a mano. Ese mismo tipo de letra aparece es el que usa la marca en la etiqueta. En copa el whisky es de color oro, con lágrimas medias.

La nariz

Al principio aparecen las notas ahumadas, acompañadas de un toque herbáceo, con aromas de hierba húmeda. Aparecen notas afrutadas, principalmente cítricas, acompañadas de pera y manzana.

También tiene un toque dulce, dónde destacan los aromas de matequilla y cebada, junto a un toque de caramelo.

El paladar

En boca es un whisky ligero y de cuerpo medio. Posee ligeras notas de humo de madera tostada, acompañado de notas afrutadas. Un toque de cebada y nueces acompañado de manzana al horno.

Encontramos también algunas notas de pasas y un toque cítrico. Notas de nueces y algo de vainilla y miel. Un toque de tarta de manzana.

El final

El final de Benromach 10 es medio y cálido, con notas de humo que permanecen en el paladar.

Conclusión

Benromach 10 es un fantástico punto de partida para iniciarse en el whisky ligeramente ahumado. Tiene los aires de whisky clásico y tradicional, que no defraudan a los amantes del whisky. Pero también permite descubrir nuevos matices y detalles.

Es, sin duda, uno de los whiskies básicos a tener en casa. Perfecto para tener a mano en cualquier momento o para aquellos que justo empiezan en el fascinante mundo del whisky.

Tags:

2 comentarios

  1. Uno de esos whikies de cabecera que incomprensiblemente aún no he probado.

    Yo para iniciarse siempre recomendaba el Glenlivet 12 años, q no tiene nada de ahumado, pero que me parecía un producto impresionante en calidad-precio. Les decía a mis amigos algo así como : «si este whisky no te gusta, entonces no te gustará ninguno!»

    1. ¡Pues ya tienes deberes! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.