CatasEscocés

Glenfiddich 12

ADe los mejores whiskies en su rango de precio, suave, fresco y afrutado.

Un ciervo con un frondoso bosque al fondo. Esta es la imagen que se me viene a la cabeza cuando veo la icónica botella de Glenfiddich 12 en cualquier supermercado. Y es que sin duda nos encontramos ante una de las marcas de single malt escocés con más admiradores en todo el mundo.

¿Cuál es el origen del logotipo de la marca? Glenfiddich significa “Valle de los ciervos” en gaélico, y proviene del nombre del pequeño río que transcurre junto a la destilería, en Dufftown, Speyside.

Glenfiddich 12 años es la expresión de entrada a la marca, su whisky básico y el que más vende la destilería. Se trata de un single malt que ha sido envejecido durante 12 años en barricas de roble. Tanto de roble blanco americano que anteriormente habían contenido bourbon como en barricas que anteriormente habían contenido jerez.

Su precio en España ronda los 25 euros. Lo encontaréis en grandes superficies, tiendas especializadas y también en tiendas online.

Glenfiddich 12 - Todo Whisky

Nota de cata de Glenfiddich 12 años

La vista

La botella, de color verde, tiene una forma triangular muy característica de la marca. Posee un color dorado intenso en copa, brillante.

La nariz

Se trata de un whisky fresco y afrutado, donde destacan la pera y las manzanas verdes. Quizá también podamos detectar notas de hierba recién cortada.

El paladar

Glenfiddich 12 es un whisky suave y ligero, fácil de beber. Posee notas intensas de caramelo y vainilla al principio, que luego van matizándose en distintas notas frutales, como las mencionadas pera y manzana.

También podremos detectar, ya mucho más sutiles, notas de madera y malta. Al añadirle algunas gotas de agua aparecen notas herbáceas que ya habíamos intuído en la nariz.

El final

Razonablemente largo, suave y meloso. Aquí predominan más las notas acarameladas y de vainilla.

Conclusión

Un gran whisky relación calidad-precio. Muy bien estructurado, sin ningún sabor que sobresalga demasiado, es decir, un whisky redondo. Por los 25 euros que cuesta en España creo que no se puede pedir mucho más.

Existe cierto consenso que se trata de una botella ideal para los que se inician en el mundo del whisky, aunque yo diría que es perfecto para aquellos que busquen suavidad y armonía en una copa.

Perfecto también para coctelería y para noches calurosas.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies