CatasCócteles

Nuevos bartenders para el reto «Vintage Perfection Cocktails»

Mientras esperamos la segunda edición del «Vintage Perfection Cocktails» de The Glenrothes, dos bartenders más se han unido a este proyecto. Se trata del andaluz Antonio Ojeda y el asturiano Nacho Cuevas, que se suman a este proyecto con la creación de dos cócteles premium envejecidos en barrica.

Los bartenders recibieron en septiembre una barrica de roble de cinco litros en la que debían madurar su cóctel con el whisky premium de malta de The Glenrothes. Para ello, Ojeda se inspiró en la cata de The Glenrothes Select Reserve, los tostados, el cacao y su perfecta unión con el Pedro Ximénez Duquesa y el Brandy Cardenal Mendoza de Romate. Esto a dado lugar a un cóctel que ha madurado durante dos meses en barrica de roble y que está elaborado con Select Reserve, Pedro Ximénez y licor casero de cacao preparado a base de Cardenal Mendoza. Este cóctel lleva por nombre «The Thirteen»,  «una combinación de palabras entre Alfonso XIII y el número 13, que son los ingredientes que lleva», según afirma el andaluz.

Cueva se inspiró en los sabores que podrían vestir el whisky y que le son conocidos de su tierra. Su creación, según afirma, fue bastante compleja, «primero se hicieron las pruebas antes de envejecer y opté por la receta que creía mejor iba a madurar en barrica. Por suerte, así fue».  El nombre del cóctel, Celtic Blend, proviene de la cultura celta y sus bebidas, dado que este cóctel, madurado 12 días en barrica, incluye The Glenrothes 1998 y sidra de hielo asturiana, además de sirope de chocolate, destilado de cacao, zumo de lima y limón.

Para esta nueva edición se espera ampliar el número de bartenders que acepten el reto, pero las condiciones serán las mismas: madurarlo como mínimo siete días en barrica y utilizar The Glenrothes junto a los demás ingredientes. Los nuevos bartenders están emocionados con la participación en este proyecto. Para Cuevas la mejor parte de Vintage Perfection Cocktails es la originalidad del proyecto y el reto que supone, mientras que Ojeda afirma que lo más importante de este proyecto es el tiempo. «Para mí la coctelería es tiempo, y poder probar el mismo cóctel en su evolución. También reconocer la calidad del producto, eso da mucho juego» añade.

Carolina Gómez, Brand Ambassador de The Glenrothes y la encargada de coordinar este proyecto afirma que “se ha querido que nuevos bartenders, de la altura de los anteriores, puedan participar y formar parte de este selecto grupo. De ahí que se hayan sumado Antonio Ojeda y Nacho Cuevas. Confiamos en su criterio para investigar y presentar sus cocktails». Añade que para The Glenrothes es todo un lujo que el proyecto sirva para poner en contacto la inspiración de los profesionales que hacen que el mundo de la coctelería avance.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.