Actualidad

Bowmore y la ciencia del agua

Una de las preguntas recurrentes en el mundo del whisky es si se debe añadir agua, hielo o alguna otra cosa o, por el contrario, debe tomarse sólo. Nosotros tratamos el asunto en este artículo. Ahora Bowmore, una de las destilerías de Islay, ha querido abordar la polémica cuestión.

Para ello Rachel Berrie (Master Blender de Morrison Bowmore Distillers y reconocida figura internacional), junto a Clara Laing (directora de marketing) han diseñado el Bowmore Water Program, no para decir cómo se debe beber el whisky, sino para mostrar distintas opciones a los amantes del whisky y que ellos puedan decidir por sí mismos cómo beberlo.

Rachel, explica que cuando se agrega agua al whisky, ciertos cambios físico-químicos se producen en el vaso algunos de los cuales se puede ver, oler y probar:

VISTA. El desarrollo de las espirales viscosimétricas, que son los remolinos y los hilos creados cuando los fluidos de diferentes viscosidades se mezclan.

NARIZ. Mientran se combinan el alcohol y el agua, se libera energía y la temperatura del líquido aumenta unos 2ºC (una reacción exotérmica), esto permite que el whisky «se abra», soltando más aromas. Al reducir la fuerza del alcohol, permite que nuestro sentido del olfato funcione mejor, de esta manera parece que la intensidad del aroma aumenta al añadir el agua.

PALADAR. Al añadir agua, el nivel de fuerza del alcohol disminuye, creando un efecto de enfriamiento en la lengua que nos hace más receptivos a los sabores salados y afrutados, más que a los dulces y picantes. De esta manera, descubrimos diferentes facetas  del whisky que si tomáramos una muestra directamente.

Como punto de partida del proyecto, Barrie ha desarrollado notas de cata para el Bowmore 12yo, añadiendo 1 parte de agua por cada 2 de whisky. Este es tan sólo el principio del Bowmore Water Program, ya que desde Bowmore planean publicar más información sobre que cantidad de agua añadir o a que tipo de barriles les sienta mejor añadirla.

Y la pieza de oro del proyecto son unos objetos de edición limitada que ha creado Bowmore para los bares y las tiendas de whisky. Por una parte The Tilter (el volcador), un dispensador rápido y divertido de agua, y The Water Safe (la caja fuerte del agua), un dispensador de agua de cobre inspirado en la caja fuerte de la destilería, que contiene el secreto de su whisky. Ambas piezas están hechas a mano y numeradas, y aseguran que pronto sortearán algunas para que todos los amantes de Bowmore tengan la oportunidad de disfrutarlas.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.