Historia

El homenaje a Gaudí de Suntory

Estamos más que acostumbrados a ver turistas japoneses en nuestro país, pero si nos vamos a Barcelona, lo imposible es no verte rodeado por ellos ante cualquier diseño de Gaudí. La culpa, en gran parte, parece que la tiene Suntory, que en 1983 quiso homenajear al arquitecto catalán.

Suntory Limited es una cervecería y destilería japonesa que nació en 1899 como una tienda, propiedad de Sinjiro Torii, en Osaka.  La tienda, que empezó a vender vino dulce en 1907 se ha convertido en una de las compañías de distribución de bebidas alcohólicas más antiguas de Japón. Torii, que dio su nombre a la destilería, era un apasionado del whisky que viajó a menudo a Escocia para conocer a fondo los procesos de destilación, y buscó al Master Blender perfecto para que viajara a Japón a colaborar con ellos. La destilería Yamazaki, la primera del grupo, nació en 1924, con Masataka Taketseru como Master Blender.

Para celebrar el 60 aniversario de la fundación de la compañía, Suntory lanzó en 1960 Suntory Royal. En 1983, para relanzar esta expresión de la destilería, Suntory lanzó una curiosa e impactante campaña publicitaria que mezclaba elementos de Gaudí con personajes de la mitología popular japonesa. El video, que se extendió por todo Japón, sedujo al público japonés gracias a esta extraña combinación.

Como podréis ver a continuación, el anuncio muestra imágenes de algunos de los lugares más emblemáticos diseñados por el arquitecto catalán: el Park Güell, la Sagrada Familia o la Casa Batlló, y en esas imágenes van apareciendo curiosos personajes: una bailarina con la cara cubierta por la máscara de una geisha, unos peces de colores, seres con múltiples ojos y un caballero que parece cortejar a la geisha. Un anuncio que refleja la esencia de la cultura cinematográfica japonesa, dándole un toque más cosmopolita con Barcelona como telón de fondo. Podéis ver el anuncio en cuestión a continuación, os aseguramos que no os va a dejar indiferentes.

 

 

Tags:

Un comentario

  1. No es nada profético adivinar que de aquí a unos años las estanterías de los grandes centros comerciales van a contener los buenísimos whiskys japoneses. Personalmente tengo tres, Nikka Blended, Nikka Yoichi 10 años y el Suntory Yamazki 12 años, buenísimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.