¿Nueva destilería en Shetland?

Después de cinco años de decepciones con Blackwood’s, las islas Shetland todavía podría albergar la destilería más septentrional de whisky escocés.

La idea, que todavía se encuentra en “una fase muy temprana de desarrollo“, ha venido de Stuart Nickerson, director de The Whisky Malt Company, con sede en Banffshire. El empresario ha puesto el ojo en Saxa Vord Resort, un precioso lugar situado en la localidad de Unst, para comenzar a explorar la viabilidad del proyecto. Aquí os dejamos el tweet donde lo afirma:

Nickerson lleva trabajando en la industria del whisky desde principios de 1980. Durante estos años ha desarrollado diversas responsabilidades: durante un tiempo fue gerente de Highland Park y, más recientemente, ha sido el director general de Glenglassaugh, en la costa de Moray.

Glenglassaugh fue un proyecto ambicioso que obtuvo un gran éxito. La destilería estuvo cerrada durante 22 años hasta que Nickerson le devolvió a la vida en 2008 con un whisky que se llamó Revival. Siendo ya una destilería con beneficios fue vendida a principios de 2013 a Benriach.

Nickerson ha comentado que es conocedor del fallido plan de Blackwood’s, y piensa que ha fracasado por distintas razones: “Es el momento adecuado para hacerlo. Hay un gran interés en el whisky escocés en todas partes, sobre todo en whiskies de malta. Además, las destilerías de menor tamaño están creciendo más que las grandes, hay que hacer destilerías boutique“.

Shetland ofrece una perspectiva tentadora para la industria del whisky. Según Nickerson la isla cuenta con “puntos de venta exclusivos” por ser la parte más al norte del Reino Unido, además de tener buenas infraestructura y edificios disponibles. Finalmente, “es probablemente la última parte de Escocia donde no hay destilerías“.

Según The Shetland Times, la diferencia con Blackwoods es que Nickerson parece más preocupado de establecer la viabilidad del proyecto en lugar de pregonar sus planes haciendo promesas que no puede cumplir. El empresario cree que su idea es viable, pero dijo que “lo primero es asegurarse de que hacemos las cosas correctamente, debemos ir de la mano con el Shetlands Islands Council. Nickerson también parece querer implicar a la población local en su proyectolo siguiente que voy a hacer es hablar con la gente sobre el tema, todos tendrán cosas que aportar“.

En cuanto a los inversores, según el Shetland News Nickerson está sondeando a Highlands and Islands Enterprise, una agencia de desarrollo del gobierno escocés que ya ha apoyado iniciativas similares recientemente.

Los planes iniciales incluyen una pequeña destilería (producción anual de 30.000 litros de alcohol absoluto), un almacén de 400 metros cuadrados, así como las áreas de preparación de barril, una pequeña línea de embotellado, oficinas y una posible zona de recepción de visitantes (aunque en un inicio Nickerson lo ha descartado, debido a lo remoto de su localización).

0 comments