Whisky

Cómo conservar las etiquetas del whisky

Conservar etiquetas de whisky - Todo Whisky

El verano. Los niños están ya con sus cuadernos de vacaciones. Los días son más largos y, después del paseo por la montaña o el baño en la playa, llegan los tiempos muertos. Qué mejor para ocuparlos qué tu pasatiempo favorito: el whisky. Pero hoy, en vez de beberlo, vamos a guardarlo para siempre. ¿Quieres aprender a conservar las etiquetas del whisky? ¡Sigue leyendo!

Es una pena. Cada vez que se acaba una botella, solo nos queda el recuerdo. Es verdad que no vale la pena conservar las etiquetas de aquellos whiskies que no nos han gustado. Pero, ¿y aquellas botellas únicas que no volveremos a probar? ¿Por qué no establecer un diario para recordar aquellos momentos especiales vividos con cada whisky?

Hay muchas formas de hacerlo. Pero antes de empezar, lo primero que debes pensar es en dónde las vas a guardar. En nuestro caso, utilizamos un álbum de fotos Moleskine como este. Nos gusta especialmente porque es amplio y las páginas son negras, destacando los colores de las etiquetas. Otra opción es que apuestes por un álbum de páginas blancas como este o incluso una libreta algo especial. Así, podrás anotar tus notas de cata o recuerdos junto a cada etiqueta. Como nosotros guardamos nuestras notas de cata aquí, no nos pareció necesario. 😉

Conservar etiquetas de whisky - Todo Whisky

Conservar las etiquetas de whisky, paso a paso

¿Qué necesitarás para hacerlo?

  • Botellas de whisky vacías
  • Cacerola baja
  • Agua caliente
  • Cuchillas, nosotros usamos las que sirven para limpiar la vitrocerámica
  • Un álbum para conservar las etiquetas
  • En algunos casos, pegamento de barra

¡Empezamos!

1. Las botellas

Cuando una botella llega a su fin, lo normal es que de ahí vaya directa a la basura (¡no te olvides de usar el contenedor del vidrio!). En esta ocasión, te recomendamos guardarla. El proceso no es largo pero es más productivo cuando tienes varias etiquetas que conservar.

Nosotros solemos guardar varias (grandes y miniaturas por igual) hasta que llega el día de conservar las etiquetas. Así, hacemos varias del tirón.

2. Opción A: el relleno

Existen dos opciones para poder desenganchar las etiquetas para así conservarlas. A veces, se pueden combinar ambas con algunas etiquetas difíciles. La mejor opción suele ser el relleno, ya que es la opción que menos daña la etiqueta. Sin embargo, en algunos casos puede interesarnos utilizar también el vapor.

Llenamos la botella con agua caliente hasta cubrir la altura de la etiqueta. Lo dejamos reposar unos minutos. Esto nos permite que con el calor interior sea más fácil despegarla.

2. Opción B: el vapor

Esta opción puede ayudarnos con alguna etiqueta. Sin embargo, ¡ten cuidado! También humedece demasiado las etiquetas poco plastificadas, por lo que en algunos casos se pueden romper.

Ponemos a hervir agua en una cacerola baja (¡no la llenes del todo!). No es necesario que sea muy grande, ya que nos interesa que pueda aguantar una botella con sus extremos.

Cuando el vapor empiece a subir, situaremos la botella en horizontal sobre la cazuela, sin que toque el agua. Si es una miniatura, ayúdate con una varilla o un palo que te permita sostenerla sobre el vapor de la cazuela.

Nos interesa que el vapor vaya despegando la cola que engancha la etiqueta. Le iremos dando vueltas hacia un lado y hacia otro, para que cubra todos los extremos de la etiqueta.

Cuando la botella ya haya estado un rato expuesta el vapor, la apartamos. Ten cuidado, ¡está muy caliente! Mejor cógela con las manoplas 😉

Conservar etiquetas de whisky - Todo Whisky

3. Despegar la etiqueta

Ahora viene la parte más complicada. Algunas etiquetas son más blandas y sufren al llegar a este punto. De ahí que aún no hayamos podido guardar la etiqueta de ningún Glenfarclas.

Con una cuchilla, nos disponemos a despegar la etiqueta. Empieza suavemente por las esquinas (primero una, luego la otra) y ayúdate con los dedos. Ármate de paciencia y hazlo poco a poco para evitar que se rompa.

Si al principio cuesta despegarla, pásala un rato más por el vapor o espera a que el agua caliente haga su efecto. Si la parte central es la más difícil, ayúdate de la cuchilla para ir despegando.

Conservar etiquetas de whisky - Todo Whisky

4. Engancharla en el álbum

¡Ya está! ¡Lo has logrado! Una preciosa etiqueta completa y sin roturas. Es el momento de guardarla. Para conservar las etiquetas de whisky en el álbum tan sólo debes engancharla directamente tras despegarla de la botella.

Seguramente, conservará algo de cola y se enganchará sin problemas. Si de todas maneras pone algo de resistencia, ayúdate con un pegamento de barra.

Conservar etiquetas de whisky - Todo Whisky

En el álbum puedes escoger el orden que quieras: alfabético, por país, por orden de cata… Eso ya lo dejamos a tu elección.

Ahora sólo tienes que ir llenando las páginas poco a poco. Con el tiempo, verás que conservar las etiquetas del whisky es una bonita manera de recordar aquel whisky especial que probaste hace años y del que te habías olvidado completamente.

Ah, y ya que te has puesto a hacerlo, ¡envíanos una foto para ver cómo está quedando!

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.