Hybrid, el nuevo whisky de Irlanda

Botellas Hybrid

A principios de este año todo el mundo tenía los ojos puestos en la noticia sobre el whisky irlandés más importante en décadas. La destilería Cooley había sido comprada por la exagerada cifra de 71 millones de euros por Beam Global, la empresa americana propietaria de Jim Beam. Con tal cantidad de dinero, lo lógico era preguntarse qué haría la familia Telling (los anteriores propietarios de la destilería Cooley), ¿Retirarse a las Bahamas? ¿Yates? ¿Comprar un equipo de fútbol? Pues hicieron lo que queríamos los amantes del whisky, lo que ellos saben hacer: emprender una nueva destilería.

Hybrid combina la malta de whisky ahumado de Islay con la dulzura de whisky irlandés

En abril se anunció el nacimiento de la Whiskey Company Teeling (todavía no tienen web, pero os dejamos con su Facebook), y aunque en un principio parecía querer centrarse en algunos barriles de whisky ya envejecido que habían comprado, pronto cambiaron de opinión. Hybrid, su primera botella, ha puesto bajo la mirada del mundo entero a su nueva empresa, con el mismo espíritu aventurero que los Teelings levantaron Cooley.

Hybrid es el resultado de una idea sencilla, pero efectiva, consistente en mezclar en una misma botella el whisky irlandés con el whisky escocés. Se trata de el matrimonio entre whisky Cooley de diez años con el single malt de Bruichladdich, que han envejecido juntos durante de ocho años. Se lanzarán 1.400 botellas de Hybrid Edición N º 1 durante este mes, con un precio de unos 35 euros  y de momento sólo se podrá comprar en la tienda irlandesa Celtic Whiskey Shop (Dublín) o en el aeropuerto de la ciudad.

Según Jack Telling “Hybrid combina la malta de whisky ahumado de Islay con la dulzura de whisky irlandés, y creemos que podemos desarrollar este whisky como una nueva categoría en el mundo de las maltas”.

Les deseamos mucha suerte a los Telling en su nueva aventura y esperamos poder contaros pronto nuestras primeras impresiones!

0 comments