Actualidad

El coche con biocombustible de whisky funciona

biocombustible de whisky

Si nos seguís desde hace tiempo, tal vez recordaréis cuando hablábamos de que los coches también pueden beber whisky. Hoy, este proyecto ya es una realidad. El primer coche con biocombustible de whisky ha salido a la carretera.

En 2012, una spin-out de la Napier University de Edimburgo empezó a estudiar las posibilidades que ofrecen los residuos derivados de la fabricación del whisky. Bajo el nombre Celtic Renewables y junto a Tullibardine, la empresa formada por científicos escoceses empezó a trabajar en un biocombustible de whisky.

Ahora, la innovadora y premiada startup ha probado por primera vez el biocombustible de whisky. Y parece ser que funciona. “Este descubrimiento podría revolucionar el transporte sostenible”, afirman fuentes de Celtic Renewables.

biocombustible de whisky

Un biocombustible de whisky

Aunque es un sustituto directo del petróleo y el diésel, no se trata de echar el whisky directamente al depósito (mejor no lo probéis en casa). Se ha creado un nuevo combustible (biobutanol), muy avanzado y, además, sostenible.

El biocombustible de whisky se produce con los deshechos de los granos de la cebada (ricos en azúcar). Cómo ya sabéis, estos se dejan a remojo a altas temperaturas para extraer estos azúcares.  Para el biocombustible de whisky también se utiliza pot ale, los restos tras la destilación.

Cada año en Escocia se producen unas 750.000 toneladas de desechos en la industria del whisky de malta. Además, también produce dos mil millones de litros de pot ale. Algunas destilerías ya trabajan en aprovechar estos residuos. Celtic Renewables pretende convertirlos en millones de litros de biocombustible de whisky.

El profesor Martin Tangney, fundador de la compañía, comenta que es la primera vez que un coche se ha conducido gracias a un biocombustible de whisky. “Celtic Renewables juega su papel en la sostenibilidad. Partiendo de un trabajo de investigación podemos convertirnos en una empresa global multimillonaria. Todo ello, con la oportunidad de convertir el transporte en algo sostenible”, añade.

En Tullibardine están encantados con el proyecto. John Torrance, director de la destilería, afirma que son una destilería con visión de futuro. “Estamos encantados de apoyar lo que promete ser una gran innovación en las energías renovables. También lo será para el transporte y la industria del whisky escocés”, concluye.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies