The Scotch Whisky Experience, el museo del whisky

Scotch Whisky Experience

Aunque la capital escocesa (todavía) no alberga ninguna destilería en la ciudad, el whisky sigue siendo uno de sus puntos fuertes. Paseando por Edimburgo encontraréis varios bares dónde disfrutar de una copa y tiendas que son el paraíso para el amante del whisky. Pero Edimburgo tiene algo más: The Scotch Whisky Experience, el museo del whisky.

Tanto para los amantes del whisky como para aquellos que lo desconocen, The Scotch Whisky Experience es una visita obligada en la ciudad. Además del museo, The Scotch Whisky Experience acoge también una tienda muy completa de whiskies (no tan cara cómo se espera de una atracción así), y el Amber Restaurant & Whisky Bar.

Scotch Whisky Experience

Tours en The Scotch Whisky Experience

Dependiendo del interés (y el presupuesto) que tengáis, ofrecen distintas experiencias que incluyen la cata (de una o varias expresiones), y la visita a una de las mayores colecciones de whisky escocés del mundo. El Silver Tour tiene una duración de 50 minutos, e incluye la visita completa, la cata de una expresión y una copa Glencairn de recuerdo. Su precio es de 14,50£ (unos 16 euros).

El Gold Tour dura una hora y media, en él se pueden catar 4 whiskies, además de obtener un descuento tanto en la tienda como en el restaurante. Su precio es de 25,25£ (28 euros). También podéis realizar el Platinum Tour, que incluye una explicación más completa (en inglés), la cata de 4 single malts, y un regalo además de la copa Glencairn. Dura hora y media y su precio es de 35£ (39 euros).

Scotch Whisky Experience

Para los gourmets, The Scotch Whisky Experience ofrece Taste of Scotland. Esta experiencia incluye el Platinum Tour, además de una comida de 6 platos escoceses (tres primeros y tres segundos), y una copa de whisky con el postre en el restaurante Amber. Dura aproximadamente unas 3 horas, y su precio es de 65£ (72 euros).

Y, finalmente, para los amantes del whisky, ofrecen una master class (90 minutos, 40£ – 45 euros).

Master Class en The Scotch Whisky Experience

Como ya sabemos alguna cosa o dos sobre el whisky, acudimos a The Scotch Whisky Experience preparados para disfrutar de la master class. Poco antes de las 10:00 de la mañana (la master class sólo se ofrece a esa hora), nos reunimos un pequeño grupo de 10 personas en la recepción del museo.

scotch whisky experience

Nada más empezar, nos dirigimos junto a Heather, nuestra guía durante la experiencia, a la visita privada de la Diageo Claive Vidiz Whisky Collection. Entramos en una sala que acoge más de 3.300 botellas de whisky, el paraíso. Mientras disfrutamos de un café, Heather nos contó la historia de la colección, que empezó con tan sólo 6 botellas en Sao Paulo.

Durante un rato pudimos pasear entre las botellas, buscando whiskies curiosos y botellas antiguas de algunos de nuestros whiskies favoritos, mientras comentábamos anécdotas de la historia del whisky con Heather.

scotch whisky experience

Posteriormente pasamos a la sala de catas, la McIntyre Whisky Gallery, que posee unas vistas impresionantes de la ciudad y dónde también hay expuestas algunas botellas curiosas. Allí empezamos con un test de aromas, para poder identificarlos posteriormente en los whiskies a catar. Olimos diez aromas distintos, algunos más fáciles y otros más difíciles de identificar, y luego comentamos las diferencias entre todos los participantes.

scotch whisky experience

Al finalizar el test sensorial, pasamos a catar 4 whiskies distintos, escogidos por Heather. El primer whisky fue Borders, un single grain de las Highlands que nos sorprendió gratamente. Continuamos la cata con un blended (Whyte & Mackay de 13 años), un single malt (Aberlour A’BUNADH) y un single malt ahumado (Caol Ila 12). Al finalizar la cata, nos regalaron una copa Glencairn y un mapa de las destilerías escocesas.

Pese a que indican que el tiempo de la master class es de 90 minutos, pudimos quedarnos en la sala de cata para poder disfrutar de los whiskies y conversar con Heather sobre ellos. Después, nos dirigimos a hacer la “barrel ride”, la atracción principal del museo (y base de todos los tours), que pese a no estar incluida en la master class, puedes visitar al acabar si estás interesado.

scotch whisky experience

Barrel Ride en The Scotch Whisky Experience

La Barrel Ride de The Scotch Whisky Experience es el punto de partida de todos los tours. Aunque pueda parecer una atracción de un parque temático, es sin duda una de las maneras más didácticas de explicar el proceso de creación del whisky.

Scotch Whisky Experience

Subimos a una especie de barrica de whisky con capacidad para dos personas, que se movía automáticamente gracias a unos raíles y permitía visitar la atracción en castellano. En un recorrido de 5 minutos puedes ver y sentir el proceso de creación del whisky: la importancia del agua, la cebada malteada, los colores del whisky, el secreto del barril…

Si bien no es lo mismo que visitar una destilería personalmente, es la experiencia que más se acerca. Fue un tour divertido e interesante, y sin duda indispensable si viajas a Edimburgo.

0 comments