Visitar la destilería The Macallan

destilería The Macallan

La destilería The Macallan está situada entre Craigellachie y Aberlour, a unos 15 minutos de Dufftown en coche (25 minutos si venís desde Keith, como hicimos nosotros). A día de hoy deberéis sortear numerosos cambios de sentido, esquivar excavadoras y vigilar no atropellar a algún trabajador. Y es que The Macallan está en obras, puesto que están ampliando la destilería y construyendo un nuevo centro de visitantes, que abrirá en 2018.

Lo que más nos llamó la atención fue una estructura con el techo ondulado, como pequeños montes (en este enlace podréis ver cómo se supone que será cuando finalicen las obras). Al principio pensamos que sería el nuevo centro de visitantes, pero nos sorprendimos al saber que en realidad esta infraestructura estará dedicada al almacenamiento de barriles.

destilería The Macallan

La visita a la destilería The Macallan

Para ser sinceros, estábamos algo suspicaces con esta visita. La destilería The Macallan es una de las grandes de Escocia, tiene un volumen de producción de vértigo (10 millones de litros anuales) y es muy conocida en todo el mundo, por lo que nos esperábamos una especie de EuroDisney con whisky.

Y sí, es verdad que es una destilería museizada, con bastantes paneles informativos durante la visita, elementos colocados por y para el visitante, y que no toda la producción de la destilería se realiza en las naves que se visitan. Pero no por ello nos dejó de gustar la visita.

Por un lado, porque la mayoría de elementos de museización tenían relevancia con lo que se estaba mostrando. Puedes probar el agua que está usando ese momento la destilería, te explican como en ningún otro sitio la interacción de la madera con el whisky... es decir, hay una gran calidad con los contenidos que se muestran, y satisfarán tanto al neófito como al entendido.

destilería The Macallan

Por otro lado, todo el trato que recibimos del personal fue excelente (¡gracias Emily y Margaret!) y se notaba que amaban el trabajo que estaban realizando en la destilería. Pese a ser una gran empresa, el espíritu que notamos en The Macallan es más parecido a una gran familia que a una reunión de accionistas o a un parque de atracciones.

El tour que realizamos es el Six Pillars Tour, que tiene una duración de 1h 45 minutos y un precio de 15 libras (21 euros). Pese a que es el emblema de la marca, la casa de The Macallan, llamada Easter Elchies House, no puede visitarse en el tour a la destilería The Macallan. Sin embargo, podéis acercaros a tomar fotos del exterior y de los jardines que la acompañan, y conocer a las Highland Coos que viven en la destilería.

¿Cómo produce whisky The Macallan?

La destilería usa el agua que le brinda el río Spey (de hecho, poseen una parte del río), tomándole prestado cada día más de 1 millón de litros de agua. Ésta se une a la cebada malteada de la variedad minstrel (aseguran ser los únicos en usarla), y se fermenta en 22 washbacks, o cubas de fermentación. En la visita “sólo” podréis ver 6 de éstas, ya que el resto se encuentran en otra sala.

Las que veréis son las más bonitas, ya que son de madera de pino, mientras que los 16 restantes son de acero inoxidable. Ante la pregunta de si ésto podía afectar al resultado final, Emily, la chica que nos atendió, comentó que no, “simplemente los de acero pueden limpiarse más fácilmente”.

destilería The Macallan

Las washbacks tienen capacidad para 30.000 litros y en ellas se calienta el agua y la cebada, que irá liberando azúcares y transformando el río Spey en alcohol. Una vez que ya tenemos la “cerveza del destilador”, ésta pasará a la sala de los alambiques, donde será destilada en dos ocasiones.

Después de las washback podréis contemplar 6 de los numerosos alambiques de The Macallan (la destilería posee 21). La peculiaridad de estos alambiques es que son los más cortos de Speyside. Según Emily, “con este tipo de alambique se pueden obtener elementos más pesados (que normalmente suben y vuelven a caer en los alambiques más largos), con lo que se obtiene un espirituoso más fuerte y oleoso”.

destilería The Macallan

En cuanto al corte del destilado, The Macallan es, de lejos, la destilería que más destilado deshecha. Sólo se quedan con un 16% del total, el resto es procesado y mandado de vuelta al río Spey. Con ello, según nos contaron, trataban de obtener un espirituoso más elegante y floral. El alcohol resultante (el que se depositará en el barril) es de 63.5% de volumen.

Respecto al envejecimiento, The Macallan madura alrededor del 80% de sus whiskies en barricas de roble procedentes del norte de España y que hayan contenido jerez. Nos sorprendió que la propiedad de los barriles es en todo momento de la destilería, desde que se corta el árbol hasta que se deshecha, y son los productores de jerez quienes pagan un arrendamiento.

El 20% restante se envejece en barricas de roble blanco americano que anteriormente contuvieron bourbon. Hay que destacar que la barrica de jerez es hasta 6 veces más cara que la barrica de bourbon (en parte, por el escaso consumo de jerez en nuestras tierras).

destilería The Macallan

Catando The Macallan en la Easter Elchies House.

Después de terminar la visita a la destilería The Macallan, entramos a la Easter Elchies House, donde nos atendió Margaret, Brand Education Presenter de The Macallan. La verdad es que se quedó bastante desconcertada cuando le dijimos que en España se bebía mucho Gintonic (después de 5 años, yo también sigo desconcertado), mezcla que calificó como “bebida para abuelas”.

La cata estaba formada por un destilado sin envejecer (recién salido del alambique), Macallan 12 Fine OakMacallan 12 Double Cask y Macallan Amber.

Join the discussion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *