CatasJaponés

Yamazaki Sherry Cask 2016

yamazaki-sherry-cask-2016-cata
AUn gran whisky. Rico y dulce, más complejo que la mayoría y perfectamente equilibrado.

Tras ser elegido como mejor whisky del mundo por Jim Murray en 2014, Suntory lanzó hace algunas semanas una nueva edición del Yamazaki Sherry Cask 2016 . Se trata de una edición limitada a 5.000 botellas (de las que sólo 200 llegan a España) del aclamado single malt japonés.

Yamazaki Sherry Cask es un whisky de malta japonés que ha envejecido en barricas de Jerez, y que incluye varios rare sherry cask single malts, de los que algunos han llegado a envejecer durante más de 25 años. Es una edición muy demandada y limitada, cuyo precio de venta es de 300 euros.

Esta semana, la compañía japonesa ha presentado en Barcelona la nueva edición de Yamazaki Sherry Cask, durante una cata sensorial y cena maridaje en el afamado espacio gastronómico BistrEau by Angel León en el Hotel Mandarín Oriental de Barcelona. Nosotros pudimos disfrutar de la presentación, y por eso hoy realizamos la nota de cata de Yamazaki Sherry Cask 2016.

yamazaki-sherry-cask-2016-cata-2

 

Yamazaki Sherry Cask 2016

La vista

Yamazaki Sherry Cask 2016 se presenta en la clásica botella de Yamazaki. En copa el whisky es marrón oscuro.

La nariz

En la nariz  es denso, afrutado y con notas de Jerez. Encontraréis frutas secas como pasas, ciruelas, dátiles y tomate, con un ligero toque de almendras, clavo y chocolate amargo.

El paladar

En el paladar Yamazaki Sherry Cask 2016 es un whisky de buen cuerpo, menos denso de lo que sugiere en nariz. Ligeramente oleoso, encontramos fuertes notas de chocolate y avellanas, además de toques dulces y especiados. Un whisky muy complejo y profundo, ajerezado, con notas agridulces y secas, y toques de canela y clavo. Encontraréis también notas de café y piel de naranja, y un ligero toque de jengibre.

El final

Yamazaki Sherry Cask 2016 tiene un final ligeramente más corto de lo que esperas para un whisky de tal complejidad. Permanecen las notas de chocolate y clavo, con un ligero toque de Jerez.

Conclusión

No llegamos a probar la edición de 2013, pero podemos asegurar que Yamazaki Sherry Cask 2016 es un gran whisky. Como todos los whiskies ajerezados es rico y dulce, pero más complejo que la mayoría y perfectamente equilibrado.

Lamentablemente, tendréis que ser rápidos si queréis haceros con una botella al precio recomendado de venta, parece que la mayoría de botellas en Europa (1.000 unidades), ya se han vendido.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies