Un hombre recupera la visión gracias al whisky

Aunque somos conscientes que la noticia parece estar sacada de El Mundo Today, lo cierto es que según relatan más de 10 medios de comunicación distintos (en su mayoría neozelandeses o australianos como The Australian pero también Indios como The Times of India) un hombre recuperó la vista gracias al whisky tras quedarse ciego después de beber vodka.

Y es que aunque somos conocedores de las virtudes del whisky (recientemente un avión pudo despegar también gracias a nuestra bebida favorita), lo cierto es que hay noticias que no dejan de sorprendernos.

El asunto comenzó cuando Denis Duthie, un pensionista y cocinero de Nueva Zelanda de 65 años de edad, quiso tomar un par de tragos de vodka para celebrar el 50 aniversario de bodas de sus padres. Poco después, Duthie comenta que “entré en la habitación,  se volvió todo negro. Pensé que había oscurecido pero solo era la una y media de la tarde, por lo que pensé que la luz se había ido. Traté de buscar a tientas el interruptor de la habitación pero no funcionó. Estaba totalmente ciego“.

El cirujano debió pensar aquello tan nuestro de “un clavo saca a otro clavo” y mandó comprar botellas de whisky

Denis Duthie pensó que quizás durmiendo se le pasaría el problema. Sin embargo, al levantarse todavía no veía nada de nada “empecé a asustarme de verdad y grité como un loco“, comenta recordando el suceso. Según el Stuff New Zealand fue entonces cuando su esposa se lo llevó al hospital central de Taranaki. La situación era tan grave que uno de los médicos del hospital incluso recomendó a la esposa que “le dijera sus últimas palabras”, mientras ingresaban al paciente en la unidad de cuidados intensivos.

Pero, ¿porqué el vodka dejó ciego a Duthie? Resulta que Denis era diabético (por lo que ya era un riesgo tomar alcohol) pero además su medicamento reaccionó a la bebida creando formaldehído (un compuesto químico que se crea por la oxidación catalítica del alcohol metílico, o metanol) que intoxicó fuertemente a Duthie causándole la ceguera.

Cuando el cirujano abrió el estómago a Duthie para tratar de frenar la intoxicación notó un fuerte olor a algo similar al quitaesmalte, lo que indicaba claramente una intoxicación de formaldehído. La fórmula que parece funcionar para eliminar el metanol del cuerpo es aplicando etanol (que se encuentra en las bebidas alcohólicas). A falta de suficiente etanol en el hospital, el cirujano debió pensar aquello tan nuestro de “un clavo saca a otro clavo” y mandó comprar botellas de whisky.

Vertieron el whisky (según las fuentes, un Johnnie Walker etiqueta negra, no escatiman en gastos en Nueva Zelanda) a traves de un tubo hacia el estómago de Duthie. “Cinco días después me desperté y al abrir los ojos ya podía ver. Cuando me contaron la historia de mi tratamiento no me lo podía creer“.

El especialista médico Tony Smith dijo que la administración de etanol era un tratamiento normal para combatir la intoxicación por metanol. Funcionó porque el etanol compitió con el metanol e impidió que se metaboliza en formaldehído perjudicial, que puede causar ceguera.

Smith también indicó que este tipo de ceguera suele producirse cuando se bebe alcohol ilegal que no ha sido bien destilado, aunque a Duthie le ocurrió debido a una reacción con sus medicamentos para la diabetes “Si eres diabético debes beber con calma, no hagáis lo que hice yo o estareis muertos” comentó Duthie todavía en el hospital.

 

0 comments