El secreto del barril (Vol. 1)

Tamaño de los barriles de whisky

Como todos los elementos que hacen posible la creación del whisky, el barril tiene un papel fundamental en el sabor del espirituoso. De hecho, para la elaboración de muchos alcoholes del mundo se utiliza la madera de distintas maneras: como filtro, como combustible, para hornear la malta o para hacer recipientes para llevar a cabo la fermentación o la maduración.

Durante siglos se han usado distintos tipos de madera: Pino, cedro, enebro, castaño… aunque la madera más utilizada para el almacenaje siempre ha sido la de roble. El motivo es sencillo: la flexibilidad del roble permite adaptar la madera a cualquier forma, es decir, que se puede doblar para elaborar un barril y además, es una madera muy resistente a las fugas.

Al principio los toneles se consideraban simples recipientes, cuando el whisky se vendía directamente en las granjas. Poco a poco los consumidores vieron cómo con el paso de los años algunos whiskies suavizaban su sabor y empezaron a experimentar. Inicialmente se aceptó sin discusión el barril de jerez, debido a la enorme disponibilidad de éstos. Sin embargo, durante la segunda mitad del siglo XX el Jerez pasó de moda en el Reino Unido y la industria del whisky tuvo que buscar alternativas más económicas que importar desde España los barriles (cosa que siguió haciendo The Macallan), por lo que la presencia de barriles de bourbon es cada vez mayor.

Los distintos tipos de roble

Aunque hay más de 12 especies distintas de roble en Europa, generalmente sólo se han utilizado dos: el roble común (Quercus robur) y el roble albar (Quercus petraea). En cuanto a la tonelería americana generalmente se usa el roble blanco americano (Quercus alba). Cada destilería tiene sus robles preferidos para llevar a cabo la maduración: The Macallan opta normalmente por el roble común del norte de España, mientras que Glenmorangie prefiere el roble blanco americano del suroeste de Estados Unidos.

Cada tipo de roble proporciona distintos sabores al whisky : el roble americano proporciona un sabor más avainillado y suave, en cambio, el roble común otorga notas cálidas, más intensidad y sabor. Evidentemente, la maduración del whisky puede alternarse en distintos tipos de barrica.

El tamaño importa

Los barriles tienen distintas capacidades y esto también influye en el sabor del whisky. De mayor a menor tamaño:

  • Gorda (700 litros): Se trata del barril más grande. Se usa en las destilerías de whisky americano y, sobre todo, para elaborar Blends o Vatteds.
  • Madeira Drum (650 litros): Un barril pequeño y regordete hecho de listones muy gruesos de roble francés. Como su nombre indica, principalmente se usa para envejecer los vinos de Madeira, aunque en la industria del whisky alguna vez se utiliza para el acabado.
  • Port Pipe (650 litros): Aunque tiene la misma capacidad que el Madeira Drum este barril es alto y largo. Se usa para el envejecimiento del Oporto y también para el acabado de algunos whiskies.
  • Butt (500 litros): Es el barril usado para la maduración del jerez en España y se usa tanto para el acabado del whisky como para su maduración completa.
  • Puncheon (500 litros):  Hay dos tipos de barrica Puncheon. El más común es el “Machine Puncheon”, que es bajo, gordo y hecho de listones gruesos de roble americano. El segundo es el “Sherry shape Puncheon”, que es más alargado y hecho con listones delgados de roble español. Se utiliza en las industrias del ron y el jerez, y para para el acabado del whisky.
  • Barrica (300 litros): Aunque generalmente usamos el término “barrica” como sinónimo de “barril”, lo cierto es que si nos ceñimos al término la barrica es el barril que se utiliza principalmente en la industria del vino Se diferencian de muchos otros tipos de barriles porque  los listones están unidos con tiras de madera en lugar de con aros metálicos. Se utiliza para dar al whisky un fino acabado de vino.
  • Hogshead (250 litros): Se trata del barril tradicional de Gran Bretaña desde el siglo XV. Actualmente están hechos de roble blanco americano y son muy utilizados para el envejecimiento del bourbon y luego son enviados a Escocia e Irlanda para la maduración de sus whiskies. Es uno de los toneles más utilizado.
  • ASB (200 litros): El American Standard Barrel es la adaptación americana del Hogshead, más preparado para los procesos industriales. Al igual que el Hogshead, suele enviarse a Escocia e Irlanda para la maduración de sus whiskies.
  • Quarter Cask (50 litros): Con un cuarto del tamaño del barril ASB, es utilizado para dar sabor a los whiskies más rápidamente.
  • Blood tub (40 litros): Un pequeño barril (también llamado Firkin), usado principalmente en la fabricación de cerveza, pero muy de vez en cuando utilizado para madurar ediciones especiales de whsiky. Tiene una forma oval alargada y se diseñó para el transporte a caballo.

En el próximo artículo os explicaremos los distintos tipos de carbonizado del barril, qué sucede durante el envejecimiento del whisky y si es más importante la madera o lo que anteriormente haya contenido. ¡No os lo perdáis!

2 comments

  • muy buenas,yo tengo toneles de roble blanco americano,ya madurados de muchos años,y estoy haciendo unas pruebas,metiendo en ellos whisky blend the famous gruose,y en otro, single malt de cutty sark,
    sabeis si hay algun whisky en el mercado algun whisky,madurado en tonel de ron

    • Hola Antonio,
      que me vengan a la mente ahora mismo estan Bruichladdich 17 años Rum Cask y Balvenie 14 años Caribbean Cask, aunque también hay de embotelladores independientes.
      Suerte con tus pruebas.
      Un saludo.

Join the discussion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *